31 oct. 2016

Comienzo

Un blog más, tan discreto como personal.

¿Por qué un blog, y más a estas alturas?

Considerando la fugacidad de los comentarios en facebook, lo constreñido de twitter (eso sí, idóneo para soflamas), y la poca fiabilidad de los foros que van cerrando, o que le puedan a uno borrar los mensajes que lleva haciendo en uno de ellos durante años sin aviso ni justificación, me indicaban que mejor sería publicar en un blog, pero por pereza no me quería comprometer a llevar uno si no es bien llevado, con una periodicidad.

Una bitácora para tener recogidos esos pensamientos escritos sobre política, sociedad, medios de comunicación y entretenimiento, etcétera. No siempre serán cuestiones de actualidad, generalmente será sobre lo acaecido en la semana o en la anterior, pero también habrán retrospectivas y efemérides.
Y de paso para poner de vez en cuando algunas opiniones y puntos de vista que habitualmente se eluden en internet, y si aparecen, quedan sepultadas bajo insustancialidades mil.
Y además para hacerlo con toda la clase que pueda, que ya hay demasiados que opinan expresándose con muy malas formas. Se puede entender estando la situación como está, pero pocas cuestiones en esta vida justifican unos malos modales (y ya hay demasiada grosería gratuita, no creo que haga falta más), ni merecen que se nos amargue el carácter, ni mucho menos que se nos dañe la salud. Esto no significa ni relativismo, ni tibieza, ni quita tampoco para que puntualmente algo de mala baba asome entre líneas.

Sobre el autor: un español cualquiera, más o menos joven, que vive y observa su alrededor, su país, y lo que alcanza a ver del mundo. No hay más.

Bienvenidos.